Observando la seguridad en la red

Te traemos las últimas noticias sobre ciberseguridad y ciberataques

Hackeo-Boeing.jpg

¿Vuelos de aeronaves Boeing MAX 737 hackeados?

Sistemas de armas autónomas, virus mortales, guerra cibernética: muchos países están desarrollando dichos sistemas. Pero, ¿es posible un control tecnológico sobre ellos?

Inmediatamente después de que el Boeing 737 MAX 8 de Lion Air despegó de Yakarta a primera hora de la mañana del 29 de octubre de 2018 a las 5:45 a.m. hora local, los problemas en la cabina se hicieron evidentes.

Los datos muestran que el piloto intentó levantar la nariz del avión 26 veces, pero una y otra vez fue empujado hacia abajo. También hubo patrones conspicuos de las velocidades cambiantes del avión.

Los datos de la caja negra recuperada de dicho vuelo ofrecen una imagen angustiosa de la tragedia de 11 minutos, que terminó abruptamente cuando el avión se estrelló contra el mar a unos 450 kilómetros por hora y mató a las 189 personas a bordo.

A medida que la historia sobre el trágico accidente del Boeing 737 Max 8 del domingo en Etiopía continúa desarrollándose. Las similitudes entre los dos choques siguen creciendo. Según un análisis inicial, existen claras similitudes entre los datos del registrador de vuelo del vuelo de Lion Air y el avión de Ethiopian Airlines que se estrelló el 10 de marzo de 2019.

Nunca sabremos, y no podemos empezar a imaginar, el conflicto entre humanos y máquinas que tuvo lugar a bordo de ambos vuelos.

Esto ha provocado cierta discusión sobre si el sabotaje pudo haber estado detrás del accidente del avión, o si se debió a dificultades técnicas con el sistema antibloqueo del avión.

El informe sugiere que un sensor defectuoso ha transmitido información defectuosa al sistema de control automatizado. Pero, lo que es más importante, este sistema puede ser apagado por el piloto. Entonces, ¿por qué no lo fue?

Los pilotos de Lion-Air, posiblemente abrumados por la gravedad de la situación, no parecen haberlo sabido ni comprendido, según el informe.

La información de la caja negra se ha restaurado con éxito y se espera que se revele más información en los próximos días, confirmó un portavoz del Ministerio de Transporte de Etiopía.

Los dos choques han planteado preguntas sobre la seguridad de los aviones Boeing, que son utilizados por las aerolíneas de todo el mundo.

En total, unos 300 aviones en operación han quedado varados globalmente. Además, hay más de 4,000 aviones 737 Max en pedido que aún no se han entregado, y según Bloomberg, los choques han puesto en riesgo los pedidos por un valor de US$600 mil millones que no se han completado.

Detalles del hackeo de Boeing de 2010

Parece extraño que Boeing tenga estos problemas con los 737 Max 8 aviones unos años después de que los chinos los piratearon y al mismo tiempo que los chinos han comenzado a vender un avión competidor. ¿Podría haber una conexión aquí?

Tres ciudadanos chinos que intentaban ganar “mucho dinero” irrumpieron en las computadoras de Boeing y otros contratistas militares, que robaron secretos comerciales en aviones de transporte, declararon una denuncia penal publicada el 27 de julio de 2014.

En esta se describe en detalle cómo los presuntos conspiradores estuvieron observando pacientemente a Boeing y su red de computadoras por un año, y luego violaron los sistemas del contratista para robar propiedad intelectual en el transporte militar C-17. También arrojaba luz sobre la naturaleza de la libre empresa del ciber-espionaje, ya que los co-conspiradores supuestamente intercambiaron correos electrónicos sobre las ganancias de su empresa.

Su Bin, un ciudadano chino de unos 40 años, fue acusado en el Tribunal de Distrito de los EEUU por el Distrito Central de California por cargos de acceso no autorizado a computadoras, y conspiración para cometer robos de secretos comerciales y ayuda e instigación.

Su supuestamente trabajó con dos co-conspiradores no identificados y no indicados entre 2009 y 2013 para obtener documentos relacionados con aviones como el C-17, un avión de carga y los aviones de combate F-22 y F-35, según la acusación.

Los ataques iniciales contra Boeing ocurrieron entre el 14 de enero y el 20 de marzo de 2010, y durante parte de ese tiempo Su estuvo en los Estados Unidos, dice el agente especial del FBI Noel Neeman en la denuncia.

Los EEUU y China tienen una larga historia sobre las acusaciones de piratería informática, cada una de las cuales acusa al otro de las intrusiones y los ataques cibernéticos aprobados por el gobierno. Los Estados Unidos han sostenido durante mucho tiempo que la piratería china se realiza para obtener una ventaja económica, mientras que se dice que sus intrusiones se realizan para recopilar información de seguridad nacional.

Mientras que la mayor parte de esto puede pertenecer al reino especulativo. no podemos pasar de largo las similitudes en los tres casos, si consideramos el vuelo de Malasia Airlines desaparecido en 2014.

Es útil tener en cuenta todos los aspectos del nuevo dominio cibernético, desde los errores generados por el hombre hasta las tecnologías de inteligencia artificial, e incluso los esfuerzos patrocinados por el estado, así como los grupos de terror cibernético. En el nuevo mundo de las interacciones hombre-máquina, todo es posible.

Una oportunidad comercial para China

Comac C919 de fabricación China

El accidente de Ethiopian Airlines puede haberle proporcionado una oportunidad a los aviones hechos en China. El avión de pasajeros Comac C919 de propiedad estatal compite con el 737 Max 8 y el Airbus 320.

A las pocas horas del accidente de Ethiopian Airlines, China puso a tierra el Max 8, liderando una ola mundial de suspensiones que se dice que le costará a Boeing entre $ 1 billón y $ 5 billones de dólares estadounidenses.

La declaración de Boeing no dijo qué significaría la pausa en sus planes de producción actuales, pero es probable que continúe construyendo aviones según lo programado. Los costos varar todos sus jets 737 MAX y detener la entrega hasta abril también podrían ser mínimos para una empresa del tamaño de Boeing, particularmente si no pierde ventas a largo plazo.

El presidente chino, Xi Jinping, quiere hacer de su país una superpotencia aeroespacial. Las empresas estatales están desarrollando una gama completa de aeronaves, incluyendo widebodies, turboprops, jets de negocios, helicópteros, hidroaviones e incluso zeppelins.

Referencias:

Isaul Carballar¿Vuelos de aeronaves Boeing MAX 737 hackeados?