Observando la seguridad en la red

Te traemos las últimas noticias sobre ciberseguridad y ciberataques

5407266-6315847-image-a-3_1540479076066.jpg

Arabia Saudita acusada de intentar hackear a disidente con sede en Londres

Una carta de reclamación enviada a Arabia Saudita y revisada por The Guardian, revela que el reino orquestó un ataque contra un destacado disidente en Londres que presuntamente vive bajo protección policial. Se trata del activista satírico Ghanem Almasarir, quien alega que fue atacado por Arabia Saudita con un malware desarrollado por el Grupo NSO, la controvertida compañía de vigilancia israelí.

Ghanem Almasarir señala que fue víctima del software Pegasus

En la carta de reclamación se detalla que Almasarir recibió mensajes de texto sospechosos en junio de 2018. El software Pegasus de NSO ha sido utilizado por el gobierno saudita para atacar a periodistas, activistas de derechos humanos y activistas políticos.

La  carta de reclamación alega que ciertos indicadores en los dos iPhones de Almasarir, indican que el activista dio clic a algunos enlaces corruptos que recibió. Todo esto llevó a la conclusión de que el reino había infectado los dispositivos de Almasarir.

En sus celulares, el activista guardaba información personal, familiar, financiera, de salud y más. El gobierno saudí tiene seis semanas para responder a la carta de reclamación, y el abogado de Almasarir dijo que está dispuesto a dialogar antes de llegar a una acusación formal.

“Los saudíes quieren quitarnos esta libertad haciéndonos sentir a mí ya los demás como si estuviéramos viviendo en prisión”, dijo Almasarir al Guardian.

Las acusaciones están sustentadas en análisis realizado por Citizen Lab en la Escuela Munk de la Universidad de Toronto, un laboratorio de investigación que se centra en la seguridad de la información y ha hecho seguimiento al NSO y Pegasus.

El software Pegasus es el miso utilizado recientemente para vigilar a los disidentes en latinoamérica y que menciona a los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México, Panamá, Paraguay y Venezuela según varios reportes.

El disidente critica fuertemente a la familia real

El reclamo de Almasarir, así como los informes emergentes de otras supuestas amenazas, sugieren que el gobierno saudita está llevando a cabo una nueva campaña contra los disidentes que se encuentran en el extranjero.

Almasarir vive en Londres desde 2003 y es un influencer; en Twitter tiene 400,000 seguidores y su canal de YouTube, Ghanem Show, ha recibido 230 millones de visitas. Su contenido suele hacer mofa de la familia real saudí, mientras que defiende los derechos humanos en este reino.

En la carta el disidente señala que han levantado campañas en Twitter contra él, que ha recibido mensajes de intimidación y muchos intentos o estrategias de atraerlo a Arabia Saudita o viajar fuera del Reino Unido. Pero Almasarir también aclara que ha estado viviendo bajo protección policial en Londres desde el 31 de octubre pasado.

Finalmente, la carta alega que el activista satírico recibió lesiones personales a causa de la supuesta campaña de Arabia Saudita contra él. Su bufete de abogados, Leigh Day, está buscando daños no especificados, una disculpa pública de Arabia Saudita, la divulgación saudí completa sobre individuos que actuaron en su nombre, una devolución de información supuestamente robada y costos.

Diarleth G.Arabia Saudita acusada de intentar hackear a disidente con sede en Londres