Observando la seguridad en la red

Te traemos las últimas noticias sobre ciberseguridad y ciberataques

Hackers-México.png

Cómo los hackers robaron US$20 millones a bancos mexicanos

Tras el intento de robo de $ 110 millones del banco comercial mexicano Bancomext que fracasó, una serie de ataques más pequeños pero aún más elaborados permitió a los hackers robar entre 300 y 400 millones de pesos, o aproximadamente entre $ 15 y $ 20 millones de dólares de bancos mexicanos. A menos de 24 horas de la caída del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios de México, te explicamos el famoso robo de 2018.

Cómo los hackers robaron $300-$400 millones de pesos a bancos mexicanos

En la conferencia de seguridad RSA celebrada en San Francisco, el evaluador de penetración y asesor de seguridad Josu Loza, quien estuvo a cargo de la investigación del robo del pasado abril, dio detalles sobre cómo operaron los hackers para robar la suma de dinero que asciende a US$20 millones, tomados de los bancos mexicanos.

Presentación de Josu Loza:

A estas alturas aún no se ha podido esclarecer la afiliación de los hackers. Loza señala que si bien es un ataque que requirió meses o años de planificación, fueron habilitados una arquitectura de red poco segura dentro del sistema financiero mexicano y la supervisión de seguridad en SPEI, la plataforma nacional de transferencia de dinero de México dirigida por el banco central Banco de México (Banxico).

Agujeros en los sistemas de seguridad

Los hackers no necesitaron sistemas demasiado sofisticados para robar a los bancos mexicanos. Pudieron acceder desde la internet pública o lanzar ataques de phishing para comprometer a los ejecutivos, o incluso a los empleados regulares, para obtener un punto de apoyo para sus ataques.

Muchas de estas redes no tienen un control de acceso sólido. Por eso, muchos atacantes pudieron sacar provecho de las credenciales de los empleados comprometidos. Y dado que las redes tampoco estaban bien segmentadas, es probable que los atacantes se valieran del acceso inicial para profundizar en las conexiones de los bancos a SPEI y, eventualmente, a los servidores de transacciones del sistema SPEI (equivalente al SWIFT), o incluso a su base de código subyacente.

Tampoco había una protección de datos de transacciones dentro de las redes bancarias internas sólida. Así que los atacantes podían rastrear y manipular esos datos. Loza también sugiere que la aplicación SPEI en sí tenía errores y carecía de controles de validación adecuados, así que el sistema no detectó las transacciones falsas.

Todos estos factores en conjunto, le dieron la delantera a los atacantes y una vez que estuvieron dentro de la red, se movieron rápidamente.

¿Cómo lo hicieron?

Los hackers explotarían fallas en los procesos de SPEI para validar las cuentas del remitente para iniciar una transferencia de dinero de una fuente inexistente como “Juan Pérez, Número de cuenta: 12345678”. Luego, dirigirían los fondos fantasmas a una cuenta real, pero con un seudónimo de control y envío. Es decir, allí entraría en juego una llamada “mula de efectivo”, para retirar el dinero antes de que el banco se diera cuenta de lo que había sucedido.

Las transacciones eran relativamente pequeñas, y dado que “SPEI envía y recibe millones y millones de pesos diariamente, esto habría sido un porcentaje muy pequeño de esa operación”, dice Loza. Es probable, que el grupo de atacantes contara con cientos de mulas de efectivo.

Billetes de pesos mexicanos.
Mexican Pesos, bank notes, currency bills, money background

La Amenaza Fantasma

Banxico dijo en un comunicado publicado a fines de agosto que los ataques no eran un ataque directo a los sistemas centrales de Banxico, sino que estaban dirigidos a interconexiones que ya sea estaban pasadas por alto, o que en general eran débiles.

El enfoque de los atacantes requería un profundo conocimiento de la infraestructura tecnológica y los procesos de las instituciones victimizadas, así como el acceso a ellas“. escribió Banxico. “El ataque no tenía la intención de hacer que el SPEI fuera inoperable o penetrar las defensas del Banco Central“.

El experto en seguridad mencionó además la serie de ataques cibernéticos que han impactado al sistema financiero Mexicano los últimos años.

Ciberataques recientes al sistema financiero Mexicano.

“Los mexicanos necesitan comenzar a trabajar juntos. Todas las instituciones necesitan cooperar más. El principal problema de la ciberseguridad es que no compartimos el conocimiento y la información ni hablamos sobre los ataques lo suficiente. La gente no quiere hacer públicos los detalles de los incidentes”

Josu Loza
Diarleth G.Cómo los hackers robaron US$20 millones a bancos mexicanos