¿Qué es la ciberseguridad?

Conoce las preguntas y respuestas más frecuentes de ciberseguridad

Candado sobre circuito digitalLa ciberseguridad es un conjunto de mecanismos, métodos, estrategias diseñadas con el único fin de proteger todas las redes y medios de telecomunicación que estén expuestos a manipulación de ataques de cualquier tipo.

Todas las herramientas que se puedan utilizar para proteger programas de software, hardware, sistemas operativos y todo tipo de información que sea vulnerable y susceptible de plagio, copias, robos por ciber delincuentes son utilizadas y aplicadas por grandes y pequeñas empresas, negocios, redes de telecomunicaciones que ven esta protección no como una opción sino como un deber una obligación un compromiso con la misma sociedad.

¿Qué hace un analista en seguridad cibernética?

Los analistas de ciberseguridad ayudan a prevenir ataques a través de su experiencia y conocimiento de bases de datos, redes, hardware, firewalls y cifrado. Mantienen los sistemas informáticos funcionando sin problemas, evitan el robo de información financiera y personal y bloquean el acceso y la divulgación de información confidencial por parte de intrusos.

¿Qué habilidades necesitas para trabajar en seguridad cibernética?

Asegúrate de tener estas habilidades:

  1. Una base sólida en los fundamentos de TI (aplicaciones web, administración de sistemas)
  2. Habilidades de programación (C, C ++. …)
  3. Comprensión de la arquitectura de la información, administración y sistemas operativos.
  4. Certificaciones (CISSP, CEH y Comp TIA Security, por nombrar algunas)
  5. Habilidades blandas (excelente comunicación oral y escrita).

¿Cuánto gana un analista en seguridad cibernética?

Aunque los salarios son muy variables en todo el mundo, en Estados Unidos, los profesionales de seguridad cibernética reportan un salario promedio de US$116,000 anuales o aproximadamente US$55.77 por hora. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, eso es casi tres veces el ingreso medio nacional para los trabajadores a tiempo completo.

¿Por qué es necesaria la seguridad cibernética?

La ciberseguridad sirve para detectar cambios “inesperados” en servidores y dispositivos de red y garantizar la integridad de tu empresa u organización. La ciberseguridad protege la red, el hardware y el software del acceso no autorizado.

¿Qué es una amenaza en seguridad cibernética?

Una amenaza, en el contexto de la seguridad informática, se refiere a cualquier cosa que pueda causar un daño grave a un sistema informático. Una amenaza es algo que puede o no puede ocurrir, pero tiene el potencial de causar daños graves. Las amenazas pueden provocar ataques a sistemas informáticos, redes y más.

¿Cuáles son los tipos de ataques más comunes en seguridad cibernética?

Los tipos de ataques cibernéticos más comunes son:

  • Ataques de denegación de servicio (DoS).
  • Denegación de servicio distribuida (DDoS).
  • Phishing y ataques de phishing con lanza.
  • Ataque de hombre en el medio (MitM).
  • Ataque de drive-by.
  • Ataque de contraseña.
  • Ataque de inyección SQL.
  • Ataque de secuencias de comandos entre sitios (XSS).
  • Ataque de escuchas.
  • Ataque de cumpleaños.
  • Ataque de malware.

¿Qué puedes hacer para prevenir un virus?

Algunos consejos sobre cómo evitar que el malware infecte tu computadora, manteniendo tu hardware seguro son:

  • Instala software antivirus / malware.
  • Mantén tu software antivirus actualizado.
  • Ejecuta análisis programados regularmente con tu software antivirus.
  • Mantén tu sistema operativo actualizado.
  • Asegura tu red.
  • Piensa antes de hacer clic.

La seguridad comienza contigo

La ciber seguridad es tema de todos y para todos.

Es recomendable ser siempre muy prudentes con el tipo de información que se brinda en las redes sociales, la internet, y contactos desconocidos, nuestros actos influyen al darle espacio y lugar a los hackers malware.

Es lamentable contemplar la triste realidad de muchas empresas a nivel mundial que no consideran la ciber seguridad un tema relevante y exponen sus compañías y organizaciones, al peligroso mundo de los hackers, spyware y malware.

Cerca de un 40 % de la población empresarias y de relaciones de informática, telemática y telecomunicaciones aún no se apropian de este grave riesgo y peligro latente de los ciber ataques y ciber guerras que amenazan con la misma vida e integridad de sus integrantes y funcionarios.

Necesitamos crear una conciencia colectiva empresarial y comunicativa en donde cada integrante cuide y proteja no solo sus redes, sus comunicaciones, sistemas operativos, ordenadores y todo tipo de dispositivo y no se exponga a estos ciber delincuentes.

 

Referencias:

pluralsight.com

cio.com

phys.org

floridatechonline.com

netwrix.com

leer más
Isaul Carballar¿Qué es la ciberseguridad?

Detectan nueva vulnerabilidad en sitios de comercio electrónico

Nueva vulnerabilidad en el plugin WooCommerce permite que vándalos tomen control total de tu tienda web

Ciberseguridad para comercio electrónico en WordPress

  • Nueva vulnerabilidad en plugin WooCommerce permite control total de tienda en línea
  • Requiere acceso de administrador de tienda para borrar archivos
  • Atacantes podrían ser empleados insatisfechos o inconformes

Una vulnerabilidad en la plataforma de tiendas en línea WooCommerce, utilizada por más de cuatro millones de sitios web, puede ser explotada para secuestrar las instalaciones de WordPress que usen el popular plugin.

Los investigadores de RIPSTech descubrieron e informaron la falla directamente a los desarrolladores de WooCommerce, quienes solucionaron el error en la versión 3.4.6, así que asegúrate de estar ejecutando ésta.

Si se explota, el error les permite a los usuarios con una cuenta de administrador de tienda en WooCommerce la capacidad de eliminar archivos en el servidor, y posiblemente hacerse cargo de las cuentas de administrador. Eso significa que los empleados deshonestos, o alguien con acceso a sus cuentas, podrían vandalizar o alterar el sitio web del host, y así sucesivamente.

 

Riesgo basado en roles

“La forma en que WordPress maneja los privilegios es mediante la asignación de ciertas capacidades a diferentes roles”, explicó el investigador de RIPSTech Simon Scannell

“Cuando se define el rol de administrador de la tienda, se le asigna la capacidad de ‘editar usuarios’ para que puedan editar cuentas de clientes de la tienda. Esto sucede durante el proceso de instalación del plugin”.

Luego, el plugin o complemento intentará limitar estos administradores de tiendas para que solo puedan alterar las cuentas de los clientes y no editar las cuentas de administrador.

Sin embargo, los investigadores descubrieron que había una falla en el diseño: el rol de administrador de la tienda con su capacidad de ‘editar usuarios’ se define directamente en WordPress, mientras que los controles de acceso que limitan a los administradores son administrados por WooCommerce.

Esto significa que si una cuenta de administrador de la tienda puede cerrar el complemento WooCommerce, el usuario tendrá capacidad de edición completa en todas las cuentas de WordPress.

leer más
Isaul CarballarDetectan nueva vulnerabilidad en sitios de comercio electrónico

La siguiente fase de la ciberseguridad: la ciberdisuasión

Expertos en el campo de la ciberseguridad se preguntan si la disuasión cibernética podría ayudar a la ciberseguridad

Defensor digital

  • Ciber disuasión se centra en incrementar los factores para provocar que los atacantes piensen dos veces antes de atacar
  • Complejidad de la ciber disuasión radica en la naturaleza anónima y accesible de los medios digitales
  • Solución incluye definir normas internacionales para el ciberespacio

Los ciberataques representan muchas amenazas para una amplia gama de objetivos. Rusia, por ejemplo, fue acusada de hackear computadoras del Partido Demócrata de los EEUU, interfiriendo con las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016. Luego estaba el atacante desconocido que, en un solo día de octubre del mismo año, usó miles de dispositivos conectados a internet, como grabadoras de video digitales y cámaras comprometidas con el malware Mirai, para tirar varios sitios web de alto perfil, incluido Twitter.

Entre 2005 y 2015, las agencias federales informaron un aumento del 1.300 por ciento en los incidentes de ciberseguridad. Claramente, se necesitan mejores formas de abordar esta amplia categoría de amenazas. Algunos en el campo de la ciberseguridad se preguntan si la disuasión cibernética podría ayudar.

La disuasión se centra en hacer que los adversarios potenciales piensen dos veces antes de atacar, obligándolos a considerar los costos de hacerlo, así como las consecuencias que podría tener un contraataque. Hay dos principios fundamentales de disuasión. La primera, la negación, implica convencer a los posibles atacantes de que no tendrán éxito, al menos sin un enorme esfuerzo y costo más allá de lo que están dispuestos a invertir. El segundo es el castigo: asegurarse de que los adversarios sepan que habrá una respuesta fuerte que podría infligir más daño del que están dispuestos a soportar.

Durante décadas, la disuasión ha contrarrestado efectivamente la amenaza de las armas nucleares. ¿Se podría lograr resultados similares contra las armas cibernéticas?

¿Por qué la disuasión cibernética es difícil?

La disuasión nuclear funciona porque pocos países tienen armas nucleares o los importantes recursos necesarios para invertir en ellas. Aquellos que los tienen reconocen que lanzar un primer ataque arriesga una respuesta nuclear devastadora. Además, la comunidad internacional ha establecido instituciones, como el Organismo Internacional de Energía Atómica, y acuerdos, como el Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares, para contrarrestar la amenaza catastrófica que representan las armas nucleares.

Las armas cibernéticas no se parecen en nada a las nucleares. Son fácilmente desarrolladas y desplegadas por individuos y grupos pequeños, así como también por estados. Se replican y distribuyen fácilmente a través de las redes, lo que hace imposible la esperanza de cualquier cosa que pueda llamarse “no proliferación cibernética”. Las armas cibernéticas a menudo se despliegan bajo un manto de anonimato, lo que dificulta descubrir quién es realmente responsable. Y los ataques cibernéticos pueden lograr una amplia gama de efectos, la mayoría de los cuales son disruptivos y costosos, pero no catastróficos.

Esto no significa que la disuasión cibernética esté condenada al fracaso. La magnitud de los ataques cibernéticos exige que se haga una mejor defensa contra ellos.

Hay tres cosas que se pueden hacer para mejorar la disuasión cibernética: 1) mejorar la ciberseguridad, 2) emplear defensas activas y 3) establecer normas internacionales para el ciberespacio. Las dos primeras de estas medidas mejorarán significativamente las defensas cibernéticas, de modo que incluso si un ataque no es disuadido, no tendrá éxito.

1. Mejorar la ciberseguridad

La ciberseguridad ayuda a la disuasión principalmente a través del principio de negación. Detiene los ataques antes de que puedan lograr sus objetivos. Esto incluye reforzar la seguridad de inicio de sesión, cifrado de datos y comunicaciones, combatir virus y otros programas maliciosos, y mantener el software actualizado para corregir las debilidades cuando se encuentren.

Pero aún más importante es el desarrollo de productos que tengan pocas o ninguna vulnerabilidad de seguridad cuando se envíen e instalen. La botnet Mirai, capaz de generar inundaciones de datos masivas que sobrecargan los servidores de Internet, toma el control de los dispositivos que tienen vacíos de seguridad, incluidas las contraseñas predeterminadas codificadas en el firmware que los usuarios no pueden cambiar. Mientras que algunas compañías como Microsoft invierten mucho en seguridad de productos, otras, incluyendo muchos proveedores de Internet de las cosas, no lo hacen.

El gurú de la ciberseguridad Bruce Schneier caracteriza acertadamente la prevalencia de dispositivos inseguros de Internet de las cosas como una falla del mercado similar a la contaminación. En pocas palabras, el mercado favorece los dispositivos inseguros baratos sobre los que son más costosos pero más seguros. ¿La solución? Regulación, ya sea imponiendo estándares básicos de seguridad a los fabricantes, o haciéndolos responsables cuando sus productos son utilizados en ataques.

2. Emplear defensas activas

Cuando se trata de tomar medidas contra los atacantes, hay muchas formas de monitorear, identificar y contrarrestar los ataques cibernéticos del adversario. Estas defensas cibernéticas activas son similares a los sistemas de defensa aérea que monitorean el cielo en busca de aviones hostiles y derriban misiles entrantes. Los monitores de red que vigilan y bloquean (“derriban”) paquetes hostiles son un ejemplo, al igual que los honeypots que atraen o desvían paquetes adversos a áreas seguras. Allí, no dañan la red objetivo, e incluso pueden estudiarse para revelar las técnicas de los atacantes.

Otro conjunto de defensas activas implica recopilar, analizar y compartir información sobre posibles amenazas para que los operadores de redes puedan responder a los últimos desarrollos. Por ejemplo, los operadores pueden escanear regularmente sus sistemas en busca de dispositivos vulnerables o comprometidos por la botnet Mirai u otro malware. Si encontraran algunos, podrían desconectar los dispositivos de la red y alertar a los propietarios de los dispositivos del peligro.

La defensa cibernética activa hace más que negar oportunidades a los atacantes. A menudo puede desenmascarar a las personas detrás de ellos, lo que lleva al castigo. Los atacantes no gubernamentales pueden ser clausurados, arrestados y procesados; Los países que realizan o apoyan la guerra cibernética pueden ser sancionados por la comunidad internacional.

Actualmente, sin embargo, el sector privado es reacio a emplear muchas defensas activas debido a las incertidumbres legales. El Centro para la Seguridad Cibernética y Nacional de la Universidad George Washington recomienda varias acciones (PDF) que el gobierno y el sector privado podrían tomar para permitir un uso más generalizado de las defensas activas, incluida la aclaración de las regulaciones.

3. Establecer normas internacionales para el ciberespacio

Finalmente, las normas internacionales para el ciberespacio pueden ayudar a disuadir si los gobiernos nacionales creen que serían nombrados y avergonzados dentro de la comunidad internacional por llevar a cabo un ataque cibernético. Los Estados Unidos presentaron cargos en 2014 contra cinco hackers militares chinos por atacar a compañías estadounidenses. Un año después, los EEUU y China acordaron no robar y explotar los secretos corporativos de cada uno para obtener una ventaja comercial. A raíz de esos eventos, el espionaje cibernético de China se desplomó.

También en 2015, un grupo de expertos de la U.N. recomendó prohibir los ataques cibernéticos contra infraestructuras críticas, incluidos los equipos de respuesta a emergencias informáticas de un país. Y ese mismo año, el G20 emitió una declaración en la que se oponía al robo de propiedad intelectual en beneficio de las entidades comerciales. Estas normas podrían disuadir a los gobiernos de realizar tales ataques.

El ciberespacio nunca será inmune al ataque, no más que nuestras calles serán inmunes al crimen. Pero con una ciberseguridad más fuerte, un mayor uso de las defensas cibernéticas activas y las normas cibernéticas internacionales, podemos esperar, al menos, controlar el problema.

 

 

Referencias:

theconversation.com

partidopirata.cl

leer más
Isaul CarballarLa siguiente fase de la ciberseguridad: la ciberdisuasión

Gusano de Morris: Conoce la historia del primer ciberataque

La alargada sombra del gusano de Morris: el primer ciberataque de la historia cumple 30 años y sigue siendo peligroso

Gusano de tierra sobre teclado de computadoraPlantearse hoy en día la magnitud de Internet puede hacer que nos explote la cabeza, pero el 1988, Robert Tappan Morris pensó que podía cuantificarlo de un modo sencillo: escribió un programa que viajaba de una computadora a otra y le pedía a cada máquina que enviara una señal a un servidor de control, que seguiría contando.

El programa funcionó mejor de lo deseado, conocido en la historia como el “gusano de Morris”, se convirtió en el primero de un tipo particular de ataque cibernético llamado denegación de servicio distribuido (DDoS), en el que se le dice a una gran cantidad de dispositivos conectados a internet, incluyendo computadoras, cámaras web y otros dispositivos inteligentes, que envíen mucho tráfico a una dirección en particular, sobrecargando con tanta actividad que el sistema se apaga o sus conexiones de red están completamente bloqueadas.

Gusanos versus virus

En aquella época cándida, nadie se protegía de los ataques informáticos, así que el programa malicioso (aunque no tuviera esa intención) campó a sus anchas, infectando a decenas de miles de sistemas, alrededor del 10% de las computadoras que se encontraban en Internet. Según Scott Shackelford, presidente del Programa Integrado de Ciberseguridad de la Universidad de Indiana (EEUU), hoy en día este tipo de ataques son cada vez más frecuentes.

Robert Morris

Robert Tappan Morris, 2008

El experto explica, en un artículo de The Conversation, que los gusanos y los virus son similares, pero diferentes en una forma clave: un virus necesita un comando externo, de un usuario o un pirata informático, para ejecutar su programa; mientras que un gusano podría, por ejemplo, enviar una copia de sí mismo a todos los miembros de una libreta de direcciones incluso sin llegar a activar nunca la computadora.

Aunque Morris no estaba tratando de destruir Internet, los efectos del gusano hicieron que lo procesaran bajo la nueva Ley de Abuso y Fraude Informático. Fue sentenciado a tres años de libertad condicional y una multa de aproximadamente 10.000 dólares. Sin embargo, a fines de la década de 1990, se convirtió en millonario, y ahora es profesor en el MIT.

La amenaza crece

Para el especialista, Internet hoy es mucho más grande, pero no más segura. Cada vez son más frecuentes los ataques DDoS. Y con más de 20 mil millones de dispositivos de todo tipo, desde refrigeradores y automóviles hasta rastreadores de actividad física, conectados a Internet y millones más conectados semanalmente, el número de fallas y vulnerabilidades de seguridad está explotando.

En octubre de 2016, un ataque DDoS con miles de cámaras web secuestradas, a menudo utilizadas para seguridad o monitores para bebés, cerró el acceso a una serie de servicios de Internet importantes a lo largo de la costa este de los Estados Unidos, y este fue el final de una serie de ataques cada vez más dañinos utilizando una red de bots, o una red de dispositivos comprometidos, que fue controlada por un software llamado Mirai, controlado por tres estudiantes universitarios.

Las herramientas actuales siguen sin ser suficientes, y tampoco lo son las leyes y regulaciones en la materia, lamenta Shackelford. Pero a raíz del gusano Morris, la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.) estableció el primer Equipo de Respuesta de Emergencia Cibernética del mundo, que se ha replicado en el gobierno federal y en todo el mundo. “Algunos responsables de la formulación de políticas hablan de establecer una junta nacional de seguridad de la ciberseguridad para investigar las debilidades digitales y emitir recomendaciones, como lo hace la Junta Nacional de Seguridad del Transporte ante desastres en aviones”, explica Shackelford.

Además, otras organizaciones están tomando medidas preventivas, adoptando las mejores prácticas en seguridad cibernética a medida que construyen sus sistemas, en lugar de esperar a que ocurra un problema y tener que acarrear las consecuencias de un malware que nació sin mala intención pero que amenaza la buena salud de Internet.

 

 

 

Redactado por Markus Spiske

Publicado originalmente en: https://nmas1.org/news/2018/11/05/Morris-gusano-ciberataque-tecnol

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​
leer más
Isaul CarballarGusano de Morris: Conoce la historia del primer ciberataque

Consejos para evitar ser hackeada en redes sociales – (Parte 2)

Consejos para evitar ser hackeada en redes sociales

Ya te te hablé sobre los 5 tips básicos para evitar ser hackeado en redes sociales. Ahora te hablaré de tips un poco más avanzados y que garantizarán que cualquier hackeo o robo de identidad sea mucho más complicado, y por ende menos atractivo para los cibercriminales.

Si bien es cierto es importante e interesante hacer amigos en todo el mundo y tener contactos en todo el planeta, no todos son amigos y todos los contactos no son reales.

Hay personas con un sin número de cuentas falsas y piratas que solo buscan HACKEAR tu información, robar, estafar, enredar, y cometer toda suerte de acciones delictivas.

Por ello ya sabes que tu información no debe ser real solo de forma parcial.

Continuamos con otros consejos que debes tener presente si te gusta permanecer en estas redes sociales y hacer vida social.

  1. Ya sabes que no puedes brindar toda tu información personal, tampoco permitas que ubiquen el lugar desde donde estas chateando, apaga las aplicaciones de geo localización
  2. Si tienes varias cuentas de Facebook, Twitter da información diferente en todas ellas , con ello despistas los HACKERS y dudaran si eres la misma persona
  3. Procura que tus fotos sean grupales, muy normales, es decir no te prestes para montajes y actos obscenos que puedan ir en contra de tus principios, no te expongas
  4. Si eres funcionario público, del gobierno, manejas empresa  o tienes un alto perfil evita subir constantemente fotografías, cubre las cámaras de tu PC,  de tu tableta o dispositivo personal
  5. No brindes información sobre salidas, tu estado de ánimo o salud, esta información es muy valiosa para los HACKERS y encontraran la forma de acceder a tus cuentas personales incluso llegar a tu casa en calidad de medico trabajador social o apoyo logístico
  6. Por último y no deja de ser muy importante lee siempre los acuerdos de ley, la letra pequeña con indicaciones y advertencias muchas veces damos aceptar y aquí están solicitando toda tu información para ser utilizada en otros lugares quien sabe con qué fines
  7. No prestes tu nombre para nada, es tu carta de presentación, tus datos personales y teléfonos solo deben ser de conocimiento exclusivo de tu familia y seres cercanos, evítate molestias futuras. Se prudente!!
leer más
Isaul CarballarConsejos para evitar ser hackeada en redes sociales – (Parte 2)

Cómo Evitar ser Hackeado – Las Redes Sociales – (Parte 1)

Hola, hoy te presento la primera parte de varias secuencias para mantenerte seguro en la red.

Algo que debes tener muy en claro es que absolutamente todos estamos en riesgo de ser hackeados o sufrir algún tipo de ciberataque en algún momento. Siempre está la posibilidad de que nuestra computadora o móvil se infecte de algún virus o malware, de que nos roben nuestras cuentas de Facebook, Twitter o Instagram, o peor aún, que nos roben la identidad o nos hackeen nuestras cuentas bancarias. Incluso existe la posibilidad que ya hayas sido víctima de algún tipo de estos hackeos y no te hayas dado cuenta.

La buena noticia es que hay pasos simples que puedes tomar para reducir en gran medida las posibilidades de que te pasen estas cosas malas. Sigue leyendo para descubrir formas sencillas para evitar ser hackeado.

5 pasos para estar seguro en redes sociales

  1. Nunca escribas tus nombre completos con apellidos, o nombres reales, puedes usar un seudónimo o nombre artístico
  2. Nunca des tu fecha de nacimiento real, los hackers las utilizan para ingresar a tus cuentas bancarias y tarjetas de crédito
  3. Nunca nombres todos los integrantes de tu familia
  4. No brindes a estas redes toda la información personal tuya y de tu familia, no es necesario, no hace falta
  5. Nunca estés dando información de tus viajes y salidas y se enteren de que tu casa queda sola, en pocas palabras no cuentes tu vida privada en las redes

Esta información no le interesa a empresas como Facebook o Twitter pero si a ladrones, bandidos y hackers que pueden hacer uso de todo tu información, datos personales y familiares. Incluso muchas veces hasta escriben teléfonos de contactos y correos electrónicos.

Aunque las principales plataformas muchas veces requieren que uno de sus datos reales al momento de crear una cuenta, es cierto que no hay ninguna ley que al momento te obligue a hacerlo. Si bien podrías estar en riesgo de que te den de baja de sus servicios en caso de que detecten que estás brindando información falsa. También es cierto que en la gran mayoría de los casos, el negocio en redes sociales no está tanto en la información que les brindas de forma directa, sino en toda la actividad que haces de forma indirecta.

Tus hábitos de navegar en la red, tus likes, retweets, shares, tus fotos que compartes, etc. Todo esto les permite armar un perfil mucho más certero de quién eres y de lo que te mueve, que las preguntas demográficas que son solicitadas el momento de crear una cuenta. Por lo que el hecho de mentir en tu fecha de nacimiento, ciudad natal, o escuela primaria no les importará tanto como para que te borren la cuenta. Y por el contrario, no brindar información real en estos casos te puede evitar ser víctima de ingeniería social y otra formas de hackeo.

Toda la información personal y privada que tu brindes puede ser utilizada para hackear tus tarjetas de crédito, ingresar a tus cuentas bancarias, extorsionar y robar todos tus bienes y de paso tu paz y tu vida.

Es cuestión de sentido común, brindar toda tu información en redes sociales es darle herramientas a tus enemigos, personas  que hacen daño y causan gran mal y tú eres el principal responsable por ello.

De hecho, como las noticias recientes han demostrados, es posible que toda o alguna información que has suministrado en redes sociales como Facebook ha sido hackeada y anda en manos de extraños con intereses macabros.

 

leer más
Isaul CarballarCómo Evitar ser Hackeado – Las Redes Sociales – (Parte 1)