Observando la seguridad en la red

Te traemos las últimas noticias sobre ciberseguridad y ciberataques

Brasileño descubre un error que permite ataques DDoS extremos

Oracle acaba de publicar una actualización de seguridad para evitar que más de 2 millones de servidores que utilizan el servicio RPCBIND sufran posibles tipo DDoS amplificados

Gráfico ataque DDoS

  • Hay 2.6 millones de servidores usando el servicio RPCBIND
  • La falla en los servidores RPCBIND de Orcale permitiría ataques DDoS de hasta 69 GB por segundo

La falla que permite esta exploración fue descubierta por el investigador brasileño Mauricio Corrêa, fundador de la empresa gaúcha de seguridad XLabs Security.

Una exploración de este fallo tiene el potencial de causar grandes problemas en Internet, asegura Mauricio. “Una prueba de concepto (POC) hecha en sólo un servidor de XLabs generó un tráfico de 69 gigabits por segundo”, dijo a Cibersecurity.net.br.

En el primer día de este descubrimiento, el buscador Shodan indicaba la existencia de casi 2.6 millones de servidores usando el servicio RPCBIND. La multiplicación de ese exploit en un parque de 2,6 millones de servidores lleva a una conclusión aterradora.

¿Qué es la utilidad RPCBIND?

RPCBIND es el software que proporciona a los programas-clientes la información que necesitan sobre los programas de servidores disponibles en una red. Se ejecuta en el puerto 111 y responde con direcciones universales de los programas de servidor, para que los programas cliente puedan solicitar datos a través de RPC (llamadas de procedimiento remoto).

Estas direcciones se forman por el conjunto IP del servidor más puerto. Desde su lanzamiento, el RPCBIND recibe actualizaciones que cubren varias fallas, entre ellas las de seguridad. Esta, sin embargo, es el más grave descubrimiento hasta ahora.

El descubrimiento de la falta comenzó el 11 de junio de este año. En aquel día, una de las WAFs (web application firewalls) instalada en el SOC (seguridad de operaciones de seguridad) de XLabs detectó un patrón anormal de tráfico en la red que llamó la atención de Mauricio.

Los datos mostraban que había un ataque DDoS en marcha, venido de la puerta 111 de varios servidores, todos de otros países. “Decidimos entonces abrir un servidor con la puerta 111 expuesta en Internet, con las mismas características de aquellos que nos atacaban y seguimos monitoreando ese servidor durante semanas.

“Acabamos descubriendo que él estaba recibiendo peticiones para generar ataques”, explicó. Después de un análisis más profundo del asunto, fue posible reproducir el ataque en laboratorio. “Al analizar en el Shodan los servidores expuestos, se confirmó la extensión del problema”, añade Mauricio.

El problema descubierto por Mauricio es peor que el Memcrashed, detectado en febrero de este año. En este tipo de ataque distribuido de denegación de servicio (DDoS), existe una amplificación del tráfico con el uso de memcached, un servicio que no requiere autenticación, pero que ha estado muy expuesto en Internet por administradores de sistemas inexpertos. El servicio gira en el puerto UDP 11211 y su explotación por cibercriminales ya generó tráfico de 260GB según mediciones de la empresa Cloudflare.

Después de elaborar la POC (prueba de concepto), Mauricio informó el problema del área de seguridad de Oracle, ya que el RPCBIND es una solución originaria de Sun, que fue adquirida por la empresa en 2010. Envió la información para que los expertos de la empresa pudieran confirmar y evaluar el problema. La vulnerabilidad entró en el catálogo general y ganó el código CVE-2018-3172.

La versión original del post está disponible en el blog del autor: Paulo Brito.

 

EditorialBrasileño descubre un error que permite ataques DDoS extremos